Back to the past

Bueno, esta es de esas canciones que (caso contrarias a muchas) es mejor no dedicar si no autodedicarse. Aunque su letra es bastante triste, es cosa de sabios retirarse antes de perder el juego de cartas completo. Aquello que algunos llamarían madurez.  Para mí ha sido muy dificil asimilar muchas cosas en mi vida. Y gran parte de esas cosas han sido cosas del corazón.

Hace quizás uno 15 años atrás, alguien me dijo una frase que me quedo sonando mucho tiempo. -Es que tu no aceptas un No por respuesta. En ese momento, me dio algo de ira, pero con el pasar de los años uno va creciendo y de hecho quisiera creerlo en verdad. Y se da cuenta que es cierto. Si revisase mi pequeño prontuario sentimental, me doy cuenta claramente que solo en aquellos momentos donde he tomado la iniciativa, he recibido exactamente ese NO por respuesta. Y caso contrario aquellas personas que se han acercado a mi por iniciativa propia, raras veces han escuchado eso de mi (será que soy muy fácil ja ja ja).  Bueno ya algunos me habran leído antes y se preguntarán que me sucede. Pues nadie me rompió el corazón, soy yo mismo que en su torpe andar pretende que las cosas sean como yo quiero. Es muy egoísta de mi parte creer que eso sera así.

Debería existir una manera mas fácil de que las cosas terminen como empiezan y tal vez exista. Pero mi obtusa mente emocional no conoce  otros caminos, diferentes a los ya conocidos. Y esta manera de vivir con mucha velocidad mis últimos años hace que todo lo quiera ya, que para mi un no se puede, no exista en mi vocabulario. Que mi paciencia no es tan grande como yo pensaba. Que ya no negocio ni concedo como antes lo hacia.  Sigo insistiendo , es mejor tenerme lejos porque  quemo a mi paso, hago daño, destruyo los bonitos recuerdos. Y aunque no es mi intensión, los demás terminan sintiéndose miserables por mi.  Ustedes no merecen eso en sus vidas. Suficiente tienen con los problemas de cada uno, como para llevarme a mi de fardo sobre sus espaldas.  Prefiero llorar a solas (aunque en la vida real no salgan muchas lagrimas), mis dolencias y mis iras. Esta frase me gusta por lo contundente: -como los perros, que cuando presienten la muerte, se van a morir solos. Asi soy.  No me refiero a una muerte física. Me refiero a una muerte emocional. Cuando me doy cuenta que ya nada esta en mis manos, prefiero asesinar cualquier emoción que me pueda hacer daño a mi  o a los demás. Pero infortunadamente en ese huracán siempre habrán heridos.   Lo que trato de hacer es que los daños sean los menores.

De tal suerte que, no lo pienso más..

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s